24 abr. 2012


Las guitarras del Rock

La guitarra Gibson Les Paul Standard 1959-1960. Foto: Especial
La guitarra Gibson Les Paul Standard 1959-1960.
Foto: Especial
MÉXICO, D.F. (apro).- En su número especial dedicado a “Las 100 guitarras íconos del rock mundial”, la revista estadunidense Guitar Legends # 116 incluyó un apartado con las diez guitarras supuestamente más caras, entre las que se cuentan tres de marca Gibson fabricadas originalmente entre 1958 y 1959: la Les Paul Standard, la Explorer y la tipo Flying V.
Uno de los modelos de guitarras eléctricas más costosas que existen sería la Gibson Les Paul Standard 1959-1960, alias The Burst (“El estallido”), utilizada a partir de requintistas de fines de los años sesentas como Eric Clapton en la banda La Crema, y posteriormente por Jimmy Page de Led Zeppelin, Mike Bloommfield y Duane Allman de Los Hermanos Allman.
Sólo quedan cerca de mil 500 modelos en existencia, y su valor fluctuaría entre 400 y 600 mil dólares.
Debido a la popularidad de la Fender Stratocaster a finales de los años cincuentas, la fábrica de guitarras Gibson decidió lanzar su Explorer en 1958 y la Flying Gibson de 1959 para hacerle competencia. La primera fue la preferida de los guitarristas de rock, y ese modelo posee ahora un costo de 400 mil dólares, en tanto que la Flying en forma de “V”, apenas la mitad: unos 200 mil.
De las guitarras electroacústicas más reputadas, a decir de Guitar Legends # 116 se halla la Martin D-45 de 1940, la “Rolls-Royce del mundo de guitarras acústicas”, según la revista norteamericana Guitar World. Sólo 91 de éstas fueron fabricadas de 1933 a 1942, cuando la Segunda Guerra Mundial impidió mayor producción.
Originalmente costaba sólo 250 dólares en Estados Unidos, pero hoy su precio alcanza los 300 mil dólares.
El prototipo de la guitarra eléctrica Fender Broadcaster creado por Leo Fender en 1949 fue expuesto al público por primera ocasión en 1994, como parte de la muestra “50 años de Fender” en el Museo Fullerton y se vendió entonces a un coleccionista privado por 375 mil dólares; pero si hoy se subastara, su precio alcanzaría el millón.
La más antigua de las guitarras españolas que menciona e ilustra Guitar Legends # 116 es la de Antonio Torres F.E.17, de 1864.
Su valor actual es de 157 mil dólares y la revista norteamericana afirma sobre dicho instrumento:
“Esta guitarra fue la personal de Antonio de Torres, a quien muchos historiadores llaman ‘El padre de la guitarra moderna’. Aparte de ser un instrumento bastante atractivo, con sus lados maple y negros, esta guitarra cuenta con un historial muy importante ya que un fan creó cierto diseño en el arco para lograr un sonido sorprendente. Torres obsequió este ejemplar a Francisco Tárrega, guitarrista que expandió ampliamente el repertorio de la guitarra clásica y ayudó a establecerla como instrumento solista o primordial de concierto…
“El coleccionista Jonathan Kellerman compró esta guitarra en 2007 en una subasta de Christie por 157 mil dólares, toda una oferta para la que se considera la guitarra más valiosa del mundo por su valor histórico.”
Baste decir que si no fuera por esta guitarra de Torres y Tárrega, los músicos estadounidenses estarían tocando todavía el banjo y la mandolina hoy por hoy (Guitar Legends # 116, 29 de marzo, publicada por revista Guitar World, director Brad Tolinski, contacto en red internet: guitarworld.com y www.futureus.com o soundingboard@guitarworld.com).
Fuente: